«El EIB es un verdadero colegio francés sin límites, donde todos los alumnos se conocen en un entorno multicultural y enriquecedor.  Es un colegio verdaderamente bilingüe en el que el inglés está presente desde la guardería. Estoy muy contenta de que mis hijos evolucionen en un entorno internacional donde interactúan todos los días con niños de otros lugares en el mundo. Como resultado, son sensibles a las culturas de otros. A través de la cultura y la cocina, mis hijos ya tienen conocimientos de muchos países sin haberlos visitado. De hecho, el EIB fomenta el camino individual de cada estudiante. Me conmueve el diálogo abierto con los profesores de EIB, siempre dispuestos a escuchar a los padres con el objetivo de ayudar a que los niños progresen. Por último, me hace muy feliz escuchar a mis hijos decir: QUIERO IR AL COLEGIO…»

27 / 09 / 18