«En nuestra opinion, EIB es el único colegio parisino, de tamaño “humano” que asegura una educación excelente en un contexto de confianza, respeto y transparencia. EIB le ofrece a nuestra hija la oportunidad de realizar sus sueños, sean los que sean, en Francia o en el extranjero. Tiene las puertas abiertas, sin tener en cuenta la cultura o la personalidad.»

27 / 09 / 18